Homer Jay Simpson (Homero J. Simpson en Hispanoamérica y Homer J. Simpson en España) es un personaje ficticio protagonista de la serie de televisión de dibujos animados Los Simpson. Es el padre de la familia protagonista y uno de los personajes centrales y más importantes de la serie. Fue creado por el dibujante Matt Groening e hizo su debut en televisión el 19 de abril de 1987, en el corto Good Night del programa El show de Tracey Ullman. Su segundo nombre es un juego de palabras; durante muchas temporadas no se supo qué había detrás de la J hasta que en el capítulo «D'oh-in' In the Wind» descubre que su segundo nombre es Jay (nombre en inglés de la letra j); de este modo, cuando Homer pronuncia en inglés su propio nombre, no se distingue si da la letra inicial del segundo nombre o este al completo.

 Frases de Homer Simpson

Las mejores Frases de Homer Simpson

Donuts. ¿Hay algo que no puedan hacer?

¡Operadora! ¡Deme el número para el 911!

¡Oh, así­ que ahora tienen internet en los ordenadores!

Solo porque no me importe no significa que no entienda.

Nunca voy a estar de baja. Estoy enfermo de ser tan saludable.

Toda la vida he tenido un sueño: conseguir todos mis objetivos.

Marge, eres tan hermosa como la Princesa Leia y tan lista como Yoda.

Normalmente no rezo, pero si estás ahí­, por favor, sálvame Superman.

«Para Empezar Presionar Cualquier Tecla» ¿Dónde está la tecla «Cualquier»?

Hijos, lo intentasteis al máximo y fracasasteis. La lección es: no intentarlo nunca.

Hoy estoy teniendo el mejor día de mi vida, y ¡todo se lo debo a no ir a la iglesia!

Lisa, los vampiros son seres inventados, como los duendes, los gremlins y los esquimales.

[Extraterrestres] ¡Por favor, no me comáis! Tengo mujer e hijos ¡Comerlos a ellos!

Hijo, cuando participes en eventos deportivos, no importa si ganas o pierdes: sino en ¡cuánto te emborrachas.

Quizá, solo por una vez, alguien me llame ‘Señor’ sin añadir «Está usted montando una escena».

Cuando miro las caras sonrientes de los niños, solo se que están planeando golpearme con algo.

¿Cuándo voy a aprender? La solución a todos los problemas de la vida no está en el fondo de una botella. ¡Está en la TV!

¡No soy un mal tipo! Trabajo duro y quiero a mis hijos. Entonces, ¿Por qué tengo que pasarme medio domingo escuchando cómo voy a ir al infierno?

No es fácil organizarse con una mujer embarazada e hijos con problemas. Pero de alguna forma consigo organizarme para ver la televisión 8 horas al día.

Librarte de formar parte de un jurado popular es fácil. Solo tienes que decir que tienes prejuicios contra todas las razas.