Si no te gusta donde estás, cambia de lugar. No eres un árbol.